martes, 20 de enero de 2009

PARA MEDITAR




LA NIÑA QUE SILENCIO AL MUNDO

Severn Suzuki, una niña canadiense, se dirige a altos cargos mundiales y representantes de las Naciones Unidas, con un discurso que debiera de haberlos hecho avergonzarse, o por lo menos recapacitar. Desgraciadamente los intereses de las naciones más poderosas no van por el mismo camino.
Merece la pena dedicar 6 minutos de tu tiempo a ver este vídeo.